Servicios asistenciales

Servicios de hospitalización


UNIDAD DE LARGA ESTANCIA

Se trata de una unidad sociosanitaria con una estructura de 25 camas cuya finalidad es la atención integral y específica de personas con demencia y otros trastornos mentales crónicos, con deterioro cognitivo y que presentan alteraciones conductuales que les impiden permanecer en su medio habitual, familiar o institucional.

Aunque el objetivo fundamental de esta unidad es el tratamiento, el control de los síntomas y la reinserción dentro de un marco de desestabilización clínica, también cumple un objetivo de carácter social evitando la claudicación familiar a través de ingresos de respiro familiar, como por ejemplo en aquellos casos en los que la situación de dependencia funcional y/o los síntomas cognitivos y conductuales conlleven un riesgo evidente de claudicación de los cuidadores.


UNIDAD DE MEDIA ESTANCIA DE PSICOGERIATRÍA

Es un servicio de internamiento con 23 camas, dirigido esencialmente a la estabilización sintomática de aquellos pacientes psicogeriátricos que sufren una desestabilización aguda de sus síntomas, dentro de la cronicidad de su enfermedad de base.

Su actividad se centra en las alteraciones psiquiátricas y conductuales que se presentan en los cuadros de demencia, aunque también se tratan enfermedades neurodegenerativas y lesiones cerebrales que acontecen en el paciente joven, como la Enfermedad de Huntington, anoxias agudas, traumatismos craneoencefálicos o encefalopatías de origen infeccioso, entre otras. La enorme especialización que ha supuesto el desarrollo de esta unidad ha hecho que se convirtiera en un referente para el tratamiento de esta tipología de paciente.


UNIDAD DE PSIQUIATRÍA GERIÁTRICA

Con un total de 12 camas, La Unidad de Psiquiatría Geriátrica (UPG) atiende a aquellos pacientes afectos de una Trastorno Mental Severo que presentan fragilidad clínica.

Son enfermos mentales mayores crónicos, con posible deterioro cognitivo añadido a la propia enfermedad psiquiátrica de base y cuya evolución se complica por la coexistencia de patologías orgánicas o síndromes geriátricos. Por lo tanto, son enfermos psiquiátricos con un mayor índice de dependencia y que precisan de un servicio adaptado y funcional.