Entra en funcionamiento el CAP Vila de Gràcia-Cibeles

El CAP Vila de Gràcia-Cibeles, que integra el Centro de Salud Mental y Adicciones (CSMIA) de Gràcia y la Unidad de Memoria, Conducta y Demencias, ambos equipamientos, del Hospital Mare de Déu de la Mercè, entró el funcionamiento el 27 de marzo.

Se trata del primer dispositivo de Barcelona que ofrece servicios de atención primaria, enfermedad mental y adicciones, y de deterioro cognitivo. En concreto, el CSMIA de Gràcia y la Unidad de Memoria, Conducta y Demencias ocupan la 2ª planta del recurso asistencial.

Además de ayudar a descongestionar el CAP Pare Claret, el nuevo CAP aliviará el CSMIA Gràcia, ubicado en Mare de Déu del Coll, 41. Este centro, que fue pionero en Cataluña en 2012 en integrar en un mismo espacio la atención a la salud mental y a las adicciones, fue aumentando progresivamente la cartera de servicios y la demanda de pacientes era cada vez mayor.

Según la doctora Mentxu Natividad Hernández, coordinadora del Área de Salud Mental del Hospital Mare de Déu de la Mercè, el hecho de que el CAP integre los servicios de atención primaria, enfermedad mental y adicciones, y deterioro cognitivo promoverá la coordinación entre profesionales, que trabajarán en programas conjuntos, y el abordaje común del paciente. “Ello redundará en una mejora en la atención y en la optimización de los recursos sanitarios disponibles”, afirma.

La especialista del Hospital Mare de Déu de la Mercè explica que es bastante frecuente que las personas mayores presenten múltiples problemas de salud que deben ser tratados por profesionales de diferentes especialidades sanitarias. Por ejemplo, un paciente de 65 años con depresión mayor recurrente, enolismo crónico y deterioro cognitivo. “El CAP que se ha puesto en marcha permitirá ofrecer una atención integral a este colectivo y que no tenga que desplazarse o ser derivado a otros equipamientos”, señala.

Además de la eficiencia en la prestación de servicios, también aumentará la accesibilidad de los pacientes, que antes tenían que trasladarse más lejos para ser atendidos.